« | Inicio | »

Retirada del plan nacional de residuos

por Loizaga | 31 enero 2008

imagen de una botella de vinoEl anuncio de la Ministra de Medioambiente, Cristina Narbona, de retirada y reconsideración hasta la próxima legislatura de la Propuesta de Plan Nacional Integrado de Residuos ha sido muy bien acogido por el sector vitivinícola

Recordamos que en el Plan se proponía el objetivo para el vino de alcanzar un 50% en 2011 de reutilización en las botellas de vidrio en el sector de hostelería y restauración (HORECA), canal que representa el 60 % del mercado de las bodegas españolas, así como un 15% en otros canales de consumo.

Esta medida, totalmente inaplicable en el sector vitivinícola, ha sido objeto de multitud de alegaciones razonadas por parte del sector vitivinícola y objeto central de debate del CAMA (Consejo Asesor de Medioambiente), órgano que preside la propia Ministra.

Los argumentos del sector han sido escuchados y asumidos por la titular de Medioambiente, y se espera sean tenidos en cuenta en la siguiente versión del Plan que se presente ya en la próxima legislatura. Estos argumentos, de tipo técnico, económico y medioambiental, son:

1 El envase de vidrio en el sector del vino tienen una función técnica en la elaboración de los productos, impuesta muchas veces por la normativa, como es el caso de los vinos envejecidos. En el caso de los espumosos, en la botella se produce la segunda fermentación.

2 La implantación del envase de varios usos en el sector del vino no contribuiría a la mejora del medioambiente, es más, el impacto medioambiental de la recogida y transporte de estos envases para su reutilización sería más perjudicial para el medio ambiente que otras alternativas, como el reciclado, ya en funcionamiento y más acorde con las técnicas de distribución modernas.

3 Para las empresas supondría un grave perjuicio organizativo y económico así como una limitación injusta de sus opciones de envasado, que no cuenta apenas con materiales alternativos, y expectativas de crecimiento futuro.

4 Dado el volumen y potencial exportador del sector del vino, si estas medidas fueran aplicadas en otros países, sería una gran barrera a la exportación, y en el comercio internacional la reciprocidad es un principio generalizado. No se puede imponer un sistema de recuperado y rellenado de botellas de vino a un producto de distribución mundial y no local.

Noticia vía: FVE

Categorías: Enología, Noticias | Ningún Comentario »



Comentarios