« | Inicio | »

Pulpo a la griega

por Loizaga | 3 agosto 2007

imagen de un pulpo en Cabo Sounion

Esta semana escapamos a Grecia para degustar una de las especialidades gastronómicas más populares del país y del Mediterráneo.

El pulpo se consume todo el año, se captura en cantidades importantes y se comercializa directamente en fresco o bien ya cocido.

Su carne es interesante pero debe ser ablandada previamente. La forma más común es golpearlo fuertemente con una maza o también hay quien lo congela previamente varios días para conseguir lo mismo sin esfuerzos.

En Grecia el pulpo (Oktapódi o jtapodi) se encuentra fácilmente en los menús de costa y puede estar hervido (Oktapódi vrasto), estofado (Oktapódi stifado), horneado (Oktapódi psitó)o también en adobo de vinagre (Oktapódi xitado).

Es algo diferente a la fórmula gallega pero en líneas generales su preparación sigue siendo muy simple, como muchos de los platos típicos de la gastronomía griega que iremos viendo poco a poco.

La última vez que anduve por Atenas encontré por casualidad uno de esos pequeños restaurantes en los que el tiempo se congela pero donde finalmente se acaba comiendo muy bien. Todo ello en un entorno incomparable, camino de Cabo Sounion, a pocos kilómetros de la capital y con vistas al famoso templo de Poseidón, imagen de una conocida marca de yogures.

Lo más curioso era la forma de colgarlos, como si de un tenderete de ropa se tratara, los pulpos pendían de unas cuerdas por encima de la gran terraza a la espera de ser elegidos.

Es muy habitual ponerlos a secar, como también lo hacen nuestros amigos los gallegos, expertos en el arte de cocinar en su punto estos enigmáticos y escurridizos animalillos.

Por último comentar que su consumo es muy beneficioso para la salud. Presenta un bajo nivel calórico, es rico en calcio y aporta vitaminas A, B, B2 y B3.

Les dejo con un delicioso mezze de pulpo.

Categorías: Gastronomía, Productos | Ningún Comentario »



Comentarios