« | Inicio | »

Fondue de Neuchâtel

por Loizaga | 5 marzo 2009

Fondue de Neuchâtel

Hoy dedicamos esta entrada a los apasionados del queso. La fondue es un invento típicamente suizo, extendido por buena parte de Europa y que se elabora con abundante queso fundido.

Hay muchos tipos de receta dependiendo de la zona, ya que cada cantón tiende a incorporar sus propios quesos, pero a pesar de ello, si hay uno que no falta a la cita es el Gruyère, que se adapta bien a la mezcla por su gusto entre picante y salado.

Para hacer una fondue de queso necesitamos un aparato especial llamado del mismo nombre. La fondue está compuesta por un rechaud o quemador de alcohol y un pequeño pucherito o caquelon, realizado en barro cocido, cerámica vidriada o metal. En este recipiente es donde se funden los distintos quesos y demás ingredientes, y posteriormente se lleva a la mesa para comer directamente de él, mientras mantenemos la mezcla caliente con el fuego del rechaud.

Ingredientes:
1 diente de ajo
400 g. de Gruyère
200 g. de Emmental
300 ml. de vino blanco
100 ml. de Kirsch
2 cucharaditas de fécula
1 cucharada de zumo de limón
Pimienta negra
Nuez moscada
Pan blanco

Elaboración:
La elaboración es muy sencilla y el resultado es una cena diferente y sobre todo divertida, por aquello de que una fondue puede congregar a mucha gente alrededor de ella.

Comenzamos untando bien con ajo las paredes de nuestro caquelon. Rallamos el queso y lo vamos echando al fondo, también se puede ir dejando en lonchas bien finitas. Tened en cuenta que, cuanto más desmenuzado esté, mejor se fundirá después y resultará más agradable a la vista.

Añadimos zumo de limón, vino y ponemos a calentar, removiendo de vez en cuando, para evitar que se agarre al fondo y de mal sabor.

Por otra parte mezclamos dos cucharaditas de fécula con licor de cerezas (Kirsch). Lo vertemos a la fondue y dejamos que coja calor y aporte textura a nuestra crema de queso.

Finalmente le damos un toque picante con un poco de pimienta y nuez moscada y encendemos el rechaud con alcohol de quemar. Sobre él colocamos el caquelon lleno de queso para que mantenga la temperatura y la mezcla siga untuosa, mientras permanece en la mesa.

Para comer, cada comensal debe pinchar, con ayuda del tenedorcillo de fondue, un dado de pan blanco e introducirlo hasta empaparlo en el queso fundido y comérselo directamente.

Tags: , , , , , , , , ,
Categorías: Gastronomía, Productos, Quesos, Recetas | Ningún Comentario »



Comentarios