« | Inicio | »

Encuentros y Pintxos I

por lucce | 19 junio 2007

Logotipo de NSIEl pasado jueves 14 de junio el fabuloso Hotel Dominé de Bilbao acogió la 11ª Reunión de Clientes y Colaboradores de NSI, una consultoría vizcaína especializada en el análisis de la información y la gestión del conocimiento, encuentro al que acudieron alrededor de un centenar de personas relacionadas con este ámbito.

A priori, que el primer párrafo de esta entrada quede así, descolocará a la audiencia de Degústalo; pero si les digo que para conmemorar dicho evento los asistentes tomaron parte en una degustación de pintxos adscritos al Campeonato de Pintxos de Bizkaia y que el abajo firmante fue uno de los afortunados que pudieron disfrutar de las estupendas propuestas culinarias presentadas, entenderán que la temática vuelva a encauzarse a los parámetros habituales de este espacio.

En efecto, el pasado jueves tuve el privilegio de cubrir el encuentro de NSI, ofreciéndoles la cobertura informativa que ahora mismo se encuentran leyendo, y, además de disfrutar de los magníficos pintxos presentados, tuve la suerte de conocer a una serie de personas amantes de este tipo de cocina y con amplias inquietudes gastronómicas.

Javier UrrozDe esta manera, NSI, con el fin de fidelizar a sus clientes y colaboradores, realiza año tras año diferentes eventos en los que el apartado culinario siempre adquiere gran importancia, siendo este año en el que esta disciplina ha adquirido un protagonismo capital. Para ello, los organizadores del encuentro, pensaron en el cada vez mayor prestigio que la cocina de barra, que la cocina en miniatura tiene en Bilbao y, por ello, se pusieron en contacto con Javier Urroz, una de las personas que más sabe de estas lides de nuestro entorno, coordinador del Campeonato de Pintxos de la provincia y periodista especializado en gastronomía.

Una vez confirmada la participación de Urroz en el evento, el acto se basó en la presentación ante dicha convención de cuatro cocineros o representantes de bares de pintxos que han ganado el premio en las cuatro últimas ediciones del citado campeonato y en la explicación y desarrollo en público de las brillantes propuestas gastronómicas.

Mónica PadróAsí, en el salón Lersundi, actuando el señor Urroz como maestro de ceeremonias, fueron apareciendo verdaderos artistas de los pintxos; en primer lugar, apareció Mónica Padró, cocinera del Bar El Globo de Bilbao, establecimiento que se alzó con el máximo galardón en el Campeonato de Pintxos de 2006 , gracias a su Micuit de paté al Oporto con cobertura de chocolate blanco y reducción de vinagre de Módena, un espectacular y vanguardista pintxo en el que la combinación de sabores, aparentemente contrapuestos, le hizo merecedor de interminables signos de aprobación entre los asistentes al acto de NSI.

Asimismo, Mónica Padró resolvió las dudas que algunos de los comensales le inquirieron, sobre todo en cuanto a las dudas planteadas acerca de la reducción del vinagre de Módena y explicó de una forma realmente muy didáctica, el proceso de elaboración de su espectacular pintxo.

Personalmente su propuesta me resultó la más atrevida e interesante de las presentadas, pero no me agradó tanto como yo esperaba. Una cuestión, evidentemente, de gustos ya que entre quienes me rodeaban en la mesa sí que tuvo mucho éxito.

Tras la brocheta de El Globo, un caluroso aplauso a su creadora y una apasionada presentación por parte de Javier Urroz, llegó el turno del Lurra, pintxo premiado en la edición de 2005, una combinación de hongo, calabacín, puerro y espuma de foie, obra de Luis Carlos cocinero del Mugarra, uno de los bares con más solera del Botxo.

Luis Carlos del Mugarra

Luis Carlos, acompañado de Urroz, desgranó los trucos empleados para lograr su espectacular creación, extendiéndose en la explicación de la espuma de foie, creada a partir de la grasa sobrante de este ingrediente, generando entre la concurrencia una generalizada boca abierta.

LurraEsta muestra no verbal de satisfacción se acrecentó tras degustar este Lurra. En mi opinión, fue uno de los grandes pintxos presentados durante el acto.

Pero la fiesta de sabores no había hecho si no empezar. Desde Bilbao, desde el Mugarra nos desplazamos a continuación hasta Basauri, concretamente hasta el Tximintxe, establecimiento ganador de la Txapela 2004 por su pintxo Nido de Pato, una propuesta en la que su creador, Carlos Santa María, combina, sobre un “nido” de patatas fritas cortadas en paja, unas verduras confitadas (puerro, cebolla, pimiento…), unos muslos de pato también confitados junto a unos hongos fritos, todo ello en la grasa del propio pato.

Nido de PatoExtraordinario, quizá un poco difícil de comer, si es que queremos buscarle alguna pega. Un pintxo por el que, parafraseando a Javier Urroz, merece la pena hacer una peregrinación hacia San Miguel de Basauri, hasta el Tximintxe.

Finalmente, en esta primera parte de cata de pintxos premiados, los asistentes pudimos disfrutar del primer premio en el Concurso de Pintxos de Bizkaia de 2003, el Pagasarri, un Bacalao con hongos al pil-pil y pimiento, perteneciente a otro de esos bares clásicos de Bilbao, el Lepanto. Javi, el hacedor de este Pagasarri, explicó con claridad y con el apoyo de Urroz la elaboración de este pintxo.

Pintxo Pagasarri

Una propuesta esta del Lepanto, en mi humilde opinión, también de alta calidad pero quizá más “convencional” o clásica, más de andar por casa, pero, como decía, merecedora de galardón.

Hasta aquí llegó, por decirlo de alguna manera, la primera parte del Encuentro organizado por NSI, una primera parte en la que los asistentes tuvimos como diálogo común el elogio y la fascinación ante las artes plasmadas por los cuatro chefs presentados. Posteriormente comenzaba una segunda degustación de siete pintxos, también creados por los cocineros anteriromente citados, realmente fantásticos pero que ya no contaron con las explicaciones pertinentes (si bien yo tuve la suerte de estar sentado junto a Javier Urroz quien nos aclaraba las diferentes dudas que sobre ellos nos surgían) y en la que las conversaciones giraron en torno a otros temas, en la que el ambiente se fue animando, en la que se compartieron anécdotas, diatribas y demás historias.

Una segunda parte que vamos a dejar para otro día (por no apabullarles más) pero que rescataremos en breve. Con todo, tanto en esta entrada como en la futura, cabe destacar, como nexo de unión, a este tipo de cocina de pintxos, una fiesta de creatividad culinaria que sirve para celebrar actividades como la realizada por NSI como para cualquier otro tipo de evento.

A falta del texto de esa segunda parte, felicitar a NSI por elegir los pintxos, por decantarse por la cocina para celebrar su reunión anual de clientes. Entiendo que, por hacerlo desde aquí, por elogiar desde Degústalo, los responsables de la empresa en cuestión verán como lógico mis parabienes, pero estoy seguro que si hacen un sondeo entre los colaboradores y clientes asistentes al acto, obtendrán una valoración positivísima. Y es que no hay nada como la buena cocina para conmemorar lo que sea.

Continuará…

Categorías: Actividades, Gastronomía | Ningún Comentario »



Comentarios