« | Inicio | »

Crêpes

por Loizaga | 20 abril 2007

Crepes de BretañaHaciendo balance de esta pasada semana santa, verán que mi eficiente compañero Lucce se decantó por tierras del sur, mientras que yo tomé dirección opuesta, rumbo al noroeste de Francia hasta llegar a la cuna del Crêpe, en Bretaña. Una región muy interesante por su gastronomía, sus paisajes y su gente.

Los crêpes son toda una institución culinaria dentro de la cocina francesa y son muy apreciados en todo el territorio galo, pero no han tenido siempre esa condición.

Originariamente, como muchos otros platos, los crèpes eran alimento de primera necesidad y desde luego no eran tan delicados ni deliciosos ni tenían tal variedad de rellenos. Afortunadamente con los años y el impulso de la cocina moderna francesa han cobrado mayor relevancia hasta convertirse en lo que son.

Básicamente los hay de dos tipos: dulces y salados, pero el principio básico es el mismo, una fina masa hecha de harina huevos, mantequilla, leche, sal y azúcar para los dulces.

La harina puede variar aportando diferente textura y sabor. Puede ser de trigo o bien de alforfón (trigo negro procedente de China). Si por el contrario se emplea únicamente trigo sarraceno (alforfón) y agua los crêpes se llaman galettes, éstas están muy presentes en las cartas de restaurantes y creperías y deben saber que son algo más oscuras y contundentes que los tradicionales crêpes. El relleno, muy espectacular, no suele ser dulce e incluye setas, jamón, hortalizas, pescado y huevo frito, de esta forma compensan su sobriedad.

La elaboración de crêpes y galettes es relativamente sencilla y cualquiera con pocos conocimientos de cocina puede hacerlos en casa, siempre con especial cuidado a la hora de darlos la vuelta.

El procedimiento inicial es elaborar el caldo, batiendo los huevos para mezclarlos con la leche y la mantequilla en punto pomada (semiderretida). La harina se añade poco a poco hasta obtener un caldo ligero y sin grumos.

La fase más importante es el cocinado de la pasta en la sartén o crèpiere, que debe estar muy caliente. Sobre la superficie de la misma extendemos, con ayuda de una paleta, el caldo que tenemos apartado. Le damos forma de disco (aunque pueden ser cuadrados) y cuando empiezan a cuajar se dan la vuelta rápidamente para acabar de dorarlos por la otra cara. El calentamiento no debe durar más que unos brevísimos instantes porque se quemaría la finísima oblea que conforma nuestro crèpe.

Para comerlos es frecuente rellenarlos con queso combinado con diversos ingredientes al gusto. La sidra servida en los tradicionales tazones de barro es el complemento perfecto pero bien sea con vino, cerveza o cualquier otra bebida, los crèpes y galettes no dejan de ser un plato finísimo y delicado al alcance de todos los bolsillos.

Se consumen todo el año y prácticamente en todos los rincones de Francia se puede percibir su característico olor a mantequilla tostada.

Existen algunas variantes en diferentes países que conforman una larga lista que se extiende hasta Rumanía pasando por Alemania, Hungría, Chequia, Croacia y Eslovenia.

No podemos cerrar este capítulo sin hablar del “crêpe de los crêpes”. El internacionalmente conocido Crêpe Suzette es un auténtico alarde dulce, flambeado con licor de naranja. Su nombre viene de una joven francesa de la que se enamoró el príncipe de Gales (rey Eduardo VII de Inglaterra) durante sus habituales vacaciones en la costa azul. La anécdota viene por un pequeño genial accidente al inflamársele al cocinero el crèpe mientras estaba en la sartén. El príncipe fue testigo directo y el cocinero astuto se lo presentó como una nueva creación a la que el príncipe puso el nombre de su acompañante.

Tags: , , , , , , , , , , , ,
Categorías: Curiosidades, Gastronomía | 11 Comentarios »



11 Comentarios en “Crêpes”

  1. Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen » L’Adagio dice:
    27 abril 2007 a las 8:58

    [...] Esta semana hemos estado degustando crêpes por Bretaña y ya que estamos por aquí haremos una parada en la ciudad de Brest para entrar a un restaurante pizzería realmente interesante. [...]

  2. Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen » Restaurante Le Galysia dice:
    18 mayo 2007 a las 10:02

    [...] Volvemos a Bretaña, tierra de crêpes, pero esta vez para disfrutar de una buena comida en un interesante pueblo costero. [...]

  3. Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen » Galletas Bretonas dice:
    18 junio 2007 a las 10:31

    [...] Continuamos con nuestro paseo monográfico por Bretaña y no podemos pasar por alto nuestra boutique de galletas de mantequilla. [...]

  4. diana herrera dice:
    13 octubre 2007 a las 20:57

    quiero saber que me contesten mi pregunta ¿a que se debe el olor caracteristico de la mantequilla rancia? por favor espero que me contesten gracias diana carolina herrera dueñes

  5. Loizaga dice:
    14 octubre 2007 a las 16:48

    Se debe en parte al ácido butanoico o butírico.

  6. crêpe de espinacas con ricotta | Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen dice:
    13 agosto 2008 a las 11:59

    [...] vamos a retomar un tema estrella dentro la cocina francesa; los crêpes, y lo vamos a hacer con una sencilla receta a base de espinacas y ricotta. Una crêpe muy nutritiva [...]

  7. Crespelle alla fiorentina (crepes a la florentina) | Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen dice:
    29 marzo 2010 a las 8:02

    [...] vamos a preparar unos crêpes y no nos vamos a trasladar a Francia, sino a la Toscana (Italia). Los crespelle alla fiorentina, [...]

  8. Crepiere eléctrica | Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen dice:
    6 agosto 2010 a las 12:46

    [...] artículo del fabricante Vinçon. Una Crepiere eléctrica para hacer deliciosas crêpes en casa con una facilidad [...]

  9. Galletas Bretonas | Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen dice:
    6 agosto 2010 a las 12:48

    [...] con nuestro paseo monográfico por Bretaña y no podemos pasar por alto nuestra boutique de galletas de [...]

  10. Galette forestière | Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen dice:
    19 agosto 2010 a las 12:42

    [...] de Bretaña, regresamos con una receta típica de la zona. En su momento explicamos lo que eran los crêpes y las galettes, así que hoy damos paso directamente a la lista de ingredientes de nuestra Galette [...]

  11. Aumônières de pommes au calvados (paquetitos de manzana al calvados) | Degustalo, gastronomia, vinos y delicatessen dice:
    20 junio 2011 a las 7:02

    [...] paquetitos, en francés, aumônières, los haremos partiendo de unas crêpes, tradicionales del norte de Francia, pero si no tenemos ganas de cocinar, también podemos recurrir [...]

Comentarios